Los buenos hábitos alimenticios se establecen desde la infancia, si no será difícil de cambiar.

Cuando se fijan rutinas alimentarias y un estilo de vida saludable se reduce enormemente que el niño o niña sufra de enfermedades durante su desarrollo hasta la edad adulta. Además, se evita los trastornos como la anemia, el sobrepeso o la obesidad; enfermedades que siguen en aumento en esta época.

5 claves para mantener una alimentación saludable

  1. Comer en familia: organizar los horarios para poder comer juntos al menos una vez al día.
  2. Preparar los alimentos de maneras diversas e involucrarlos en el proceso de la cocina: alternar asados, hervidos, a la plancha, guisados, etc.
  3. Asegurarse de que comen varias veces al día para que exista una distribución de la ingesta de calorías, estos alimentos deben ser nutritivos.
  4. Ofréceles agua en vez de bebidas gaseosas o jugos
  5. Reduce la cantidad de sal y azúcar que habitualmente usas en las comidas.

Los niños deben realizar alguna actividad física para frenar el sedentarismo. Igualmente, limitar el tiempo en las pantallas (tv, tablet o móvil).

Invitar a los niños a la cocina es también una buena opción, enseñarles a cortar las verduras, a batir o mezclar los alimentos, ver y conocer el proceso de la elaboración de las comidas los motivará a comer lo que están realizando.

La alimentación saludable no solo debe ser para los niños, los padres deben ir de la mano con este modo de vida ya que no solo ayudarán a su hijo a tener buena salud sino la de ellos también.

Línea de productos Turbo

La línea de productos Turbo es ideal para toda la familia:

Jugos Turbo Plus contienen Vitamina C y son Libres de Gluten.

Línea de Productos Turbo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =